miércoles, 9 de mayo de 2018

[Reseña] No soy un serial killer - Dan Wells




Título: No soy un serial killer
Título original: I'm Not a Serial Killer
Saga: John Cleaver
Autor: Dan Wells
Fecha de publicación: mayo de 2016 (1° edición, reimpresión) 
Editorial: V&R
N° de páginas: 328
ISBN: 978-987-612-994-7










¿Qué pasa cuando tu monstruo interno toma el control?

Para John Cleaver los cadáveres son cosa de todos los días. Es más, le gustan: los muertos no necesitan esa empatía que él es incapaz de sentir. Pero eso no es todo, además está obsesionado con los asesinos seriales, así que, por su bien y por la seguridad de las personas que lo rodean, su vida se rige por reglas que él mismo se impone. Tal vez así pueda evitar que su monstruo salga a la luz.

Sin embargo, cuando comienzan a aparecer cuerpos desgarrados, John es el único que sabe que hay alguien, o algo, extraño detrás de esas muertes.

Ahora tendrá que enfrentar un peligro que no puede controlar y que pone en riesgo a todas las personas que quiere.


Compré este libro durante la FILBA del año pasado y recién lo agarré hace un par de días. Me acuerdo de que, en su momento, estaba bastante emocionada por la saga, aunque con el pasar de los días fui perdiendo el interés y, probablemente, si no fuera porque viene Dan Wells y quería darle la oportunidad antes de eso, seguiría enterrado en mi biblioteca.

Los que siguen la cuenta del blog por instagram ya sabrán que tengo sentimientos encontrados por este libro. La verdad, no tengo idea de si voy a seguir con esta saga o no. Lo primero que me pregunté cuando lo cerré fue: "¿es necesario que este libro sea una saga?". En mi opinión, no, cierra bien; me parece de esas historias que nada más se convierten en saga por detallitos mínimos que se podrían haber arreglado en este primer tomo pero que se decidió extender porque pintó (?)

La historia tiene lugar en uno de esos típicos pueblos en los que nadie se fija (al menos que tengan un asesino serial suelto por ahí) y donde todos se conocen. Allí vive John Wayne Cleaver, un chico con nombre de asesino serial, apodo de asesino serial y fanático de los asesinos seriales. ¿Olvidé contarles que su familia tiene una funeraria? John es un sociópata que no solo convive a diario con su madre, su tía, su hermana y su terapeuta; hay alguien más allí, un alguien a quien no todos pueden ver, un monstruo al que debe contener tras unas sólidas paredes que él mismo ha construido.

Todo comienza cuando, un día, sin anticipo previo, un hombre aparece muerto, con todos sus órganos apilados junto a él y una especie de brea negra cuyo origen se desconoce. Allí comienza una doble investigación: por un lado, la policía intenta descubrir quién está detrás de esto, por el otro tenemos a John quien, llevándoles una amplia ventaja a los demás, vuelca todo su conocimiento sobre los asesinos seriales para averiguar quién ha cometido el crimen. A esa primera muerte sigue una segunda y, poco después, una tercera. Es entonces que el caos se desata: los medios se hacen presentes, todos desconfían del vecino y comienzan a andarse con mucho cuidado.

Pero eso no es todo, en medio del conflicto, John debe enfrentar su propia batalla. ¿Vale la pena romper aquellas barreras que con tanta prudencia ha construido para atrapar al criminal y salvar al ignorante pueblo de un destino que ni siquiera pueden imaginar? ¿Será demasiado tarde para recuperar el control sobre el monstruo?

Sentí que esta novela tenía tantos factores a favor como en contra. Por un lado, tenemos a un personaje principal interesante, diferente a lo que se ve en historias de este estilo que suelen estar contadas por un inocente, una víctima o un policía. John es consciente de sus sociopatía e incluso la utiliza a su favor cuando le conviene. Además, es a través de este personaje que podemos apreciar la investigación que hubo de trasfondo. En ocasiones son curiosidades mínimas las que nos muestran que Dan tiene idea de lo que está plasmando en papel.

Por otro lado, hubo algo que me frustró al punto de que estuve a punto de dejar la lectura. Hablemos del contrato entre escritor y lector. Al iniciar un relato (cuento, novela, lo que sea), el autor establece una serie de pautas que caracterizarán el texto. Hay quienes optan por establecer un pacto falso para engañar al lector, algo que tiende a dejar una sensación de frustración que luego da paso al típico "fxxk, caí". Este no fue el caso. Tras leer las primeras páginas de la novela, pensé que me encontraba leyendo una novela realista con un asesinato bien planeado. Cuando, de un momento a otro, el factor fantástico me deformó dicha realidad me quedé como...


No voy a entrar más en detalles porque no quiero hacer spoilers pero... MYYYYY GOOOOOOOOOD, LA FRUSTRACIÓN. Les juro, estuve a punto de dejarlo. Creo que todavía sigue bastante presente, porque, por lo menos de momento, no tengo mucha intensión de seguir esta saga. Creo que ya tuve bastante de esa realidad por el momento, lo que me parece una lástima porque hay pocos protagonistas como John que se mantienen constantes. Hasta un punto me hizo acordar a cierta personita~



¡Ahora les toca a ustedes! ¿Leyeron alguno de los libros de Dan? ¿Piensan ir a verlo a la feria? ¿Tuvieron la oportunidad de conocerlo ya? ¡Espero sus comentarios!

¡Hasta la próxima!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario