lunes, 30 de noviembre de 2020

[Reseña] Ana, la de Álamos Ventosos - L.M. Montgomery



Título: Ana, la de Álamos Ventosos
Título original: Anne of the Windy Poplars
Saga: Ana, la de Tejas Verdes (#1 - #2 - #3 - #4)
Autora: L.M. Montgomery
Fecha de publicación: noviembre de 2014
Editorial: Toromítico
N° de páginas: 352
ISBN: 978-841-594-32-42







Ana deja atrás el Redmond College para comenzar con un nuevo empleo y un nuevo capítulo de su vida lejos de su amada Tejas Verdes. Mientras Gilbert estudia medicina, ella trabajará como directora de un colegio en Summerside, donde se enfrentará con un nuevo reto, los Pringle, «la Familia Real» de la ciudad, que muy pronto le harán ver que ella no es la persona que esperaban como directora de la escuela.

Durante su estancia se hospedará en Álamos Ventosos junto con dos ancianas viudas, la tía Kate y Chatty, el ama de llaves Rebecca Dew, y su gato, Dusty Miller. Ana deberá aprender a relacionarse con los excéntricos habitantes del pueblo para ganarse su simpatía y encontrar nuevos amigos. Tras muchas peripecias, entre ellas varias bodas, Ana regresará a Avonlea para preparar su propio casamiento con su amado Gilbert.

Ana la de Álamos Ventosos, cuarto volumen de la colección de Ana Shirley, continúa, esta vez en una recreación del género epistolar, la narración de las aventuras de Ana, el extraordinario y tierno personaje creado por Lucy Maud Montgomery, en un retrato de juventud tan cálido y apasionado como ingenioso y divertido. Por sus valores sinceros y su búsqueda de la armonía, la obra de L. M. Montgomery ha alcanzado la estatura de un clásico de la literatura juvenil.


Habiendo visto ya alguna que otra reseña de este libro, mis expectativas eran bastante bajas. Sabía que fue escrito por la autora mucho después de publicado el que, según el orden de saga, viene después, y que, habiendo pasado por una guerra, su visión y su escritura eran algo diferentes. Pero debo decir que este libro me sorprendió para bien.

Cuando lo empecé, no estaba muy segura de nada: Ana llega a Summerside para comenzar una nueva etapa, convirtiéndose en la directora de la escuela. Ella se mantiene positiva, instalada en un sitio agradable con un nombre misterioso, tal como a ella le gusta; sin embargo, las cosas no serán tan sencillas, pues poco tarda en descubrir que, nada más llegar, ha hecho ya unos cuantos enemigos. Los Pringle parecen estar en todas partes y, siendo una de las familias más importantes de la ciudad, no dudarán en hacer todo lo posible para que Ana renuncie y que una integrante de la familia pueda ocupar su puesto.

En cierto modo, este libro es como empezar de cero. Sin contar a Ana, todos los rostros que se nos presentan son nuevos; nuestra protagonista apenas vuelve a Tejas Verdes dos veces en toda la novela y es poco el desarrollo que le dan a ello. Por otra parte, se profundiza en sus nuevas aventuras en Summerside. El estilo me chocó un poco al principio, venía acostumbrada al estilo narrativo de las primeras tres novelas y, de la nada, ¡zaz! Novela epistolar. Sin embargo, fue un cambio agradable, que permite elipsis sin forzar la trama y que, además, presenta algo nuevo; al final me terminé enganchando.

Por otra parte, déjenme decirles que esta novela es el epítome del cotilleo. De todos los personajes que se introducen en esta novela, la pequeña Elizabeth es la única que se salva de caer en esta categoría (y Elizabeth es un must protect; por favor, me daban muchas ganas de abrazarla cada vez que aparecía). ¡Me encantó! ¿Qué decirles? Nada como el buen chismorreo.

A pesar de que, de por sí, la historia no aporta mucho a nivel de trama general, limitándose a contarnos sobre los episodios que vive Ana durante esos tres años sin que ella cambie demasiado en el transcurso de la historia (es más la influencia que ella tiene en los otros personajes que los otros personajes sobre ella), como libro en sí mismo es de lo más entretenido, y es que tiene personajes e historias insólitas.

Me pareció un libro bastante más relajado que el resto, de esos que se tienen que tomar con humor, y disfruté bastante leyéndolo. Eso sí, tardé bastante más en terminarlo, pero es que, al ser cartas cortas, lo iba haciendo de forma entrecortada, a veces entre un libro y otro. También ayuda bastante la estructura, pues está dividido en partes, siendo cada una de ellas un año de Ana en Summerside.


Pensé que iba a tener esta saga en pausa pero la verdad es que no, ya arranqué con el quinto libro y no podría estar más feliz. ¡Espero poder traerles la reseña pronto! ¿Leyeron alguno de los libros o vieron la serie de Netflix? Ojalá reanuden las grabaciones u otra empresa se dedique a terminar lo que empezaron, me encantaría ver cómo Ana sigue creciendo.

¡Hasta la próxima!


domingo, 29 de noviembre de 2020

[Reseña] Los cuentos de Beedle el Bardo - J.K. Rowling

 Hello, readers~

Hoy el formato de reseña es un poco distinto; más que nada quiero hacer hincapié en la experiencia. Este mes me tocó releer Los cuentos de Beedle el Bardo; tengo sentimientos encontrados con este libro, me gusta leerlo de vez en cuando, al igual que con el resto de libros de la saga. ¿Pero no les pasa cuando leen muchas veces un libro de cuentos que tienen algunos que les encantan y otros que ni fu ni fa? Eso es lo que me he dado cuenta de que me pasa con este libro.

Esta vez, la experiencia fue un poco diferente. Decidí, para variar un poco, escuchar el audiolibro… Y debo admitir que eso mejoró muchísimo la experiencia. Me trajo mucha nostalgia, de esas épocas en las que era chiquita y alguno de mis papás me leía un cuento antes de ir a la cama. Me hizo darme cuenta también que, si bien me entretiene mucho leer cuentos, hay algunos que se disfrutan mucho más cuando son leídos por otra persona. En mi caso, los de fantasía, sobre todo los cuentos de hadas. También me gusta escuchar los de suspenso, sobre todo si se trata de un buen audiolibro, de esos que tienen hasta música de fondo para agregarle tensión al asunto.

 

Me encontré disfrutando bastante de algunos cuentos que, para mí, no eran demasiado woah. Por supuesto, mi favorito sigue siendo El corazón peludo del brujo, pero La fuente de la buena fortuna se me hizo bastante más entretenido que las veces anteriores. Por otra parte… No sé si es porque es el más repetido, al fin y al cabo se viene ya introduciendo desde la saga, pero La fábula de los tres hermanos ya me tiene un pelín harta; por suerte es cortito.

 

El fin, lo dejo tanto a modo de reseña como de reflexión. A veces está bueno expandir las formas de adentrarse en un libro. No siempre tenemos tiempo para sentarnos a leer como nos gustaría, no tenemos ánimos o, simplemente, necesitamos un respiro. Mi experiencia con este audiolibro fue bastante buena; si están leyendo algo pero se les empieza a hacer cuesta arriba, les recomiendo que intenten otras maneras.

 


¡Eso es todo por hoy! Hasta la próxima~



miércoles, 25 de noviembre de 2020

[Reseña] El trono de Vaneor - Juan Francisco Viñas



Título: El trono de Vaneor
Saga: El Amo de las Eras
Autor: Juan Francisco Viñas
Fecha de publicación: 2019
Editorial: Dunken
N° de páginas: 160
ISBN: 978-987-85-0291-5




El período de paz que experimenta el Reino de Vaneor está por llegar a su fin. La luna está cambiando de fase, dando lugar a una nueva era en que los hombres perderán su poder. Los orcos vuelven a asediar las murallas y comienza una nueva guerra. Al sur de la muralla, una traición pone en peligro a los dominios de los hombres y el plan secreto busca desatar la guerra entre ellos y los magos.

De la Orden de Vaneor quedan ya muy pocos caballeros capaces de defender al Rey. Al caballero que menos lo espera, le será encomendada una misión que podría tomarle el resto de su vida: entrenar al Regente del Reino y custodiar a su hijo, el verdadero Rey. La Señora del bosque le concede las artes y hechizos de una poderosa hada, que será su compañera y protectora.

El peligro los obligará a huir incluso de las islas de los elfos oscuros huyendo de una persecución pero nuevos guerreros dispuestos a sumarse a la causa aparecerán en el momento menos pensado. Si su misión fracasa, el Amo de las Eras del Mundo podría dar el poder a los magos o a los elfos. La continuidad de la era de los hombres depende de un puñado de guerreros.

 

 

Este libro llegó a mis manos por parte de unos hermanos, escrito por uno de sus amigos. Es la primera novela que publica, hecho de forma independiente; si algo se nota a primera vista es que no hubo una corrección a manos de una segunda persona, cuando se trata de corregir nuestros propio escritos, uno tiende a pasar por alto ciertas palabras; el resultado final son la proliferación de redundancias, mayúsculas inadecuadas y oraciones extensas. Se nota que es la primera novela que el autor publica, de modo que no voy a ahondar en lo mencionado y me voy a centrar en la trama.

La historia nos introduce a Eduardo, un caballero de la Orden de Vaneor que es encomendado con la misión de convertirse en el tutor de Diego, el hijo del duque de Strandor. A cargo de él quedan los modales y el entrenamiento con la espada, y es que, con un padre tan ocupado, su crianza no fue particularmente buena. Los tiempos no son sencillos, el mundo conocido, repartido entre las distintas razas, comienza a fraccionarse. Los magos, que hasta ahora habían permanecido neutrales, parecen haberse pasado a los bandos enemigos y los orcos están más que dispuestos a adentrarse en las tierras humanas. Es indispensable para el hijo del duque aprender a manejar la espada si es que está dispuesto a moverse en un mundo cambiante.

Pero allí no termina la cosa; más pronto que tarde, comenzará a develarse que hay mucho más de lo que a simple vista se aparenta. Una red de conspiraciones lleva ya tiempo en marcha y parece destinada no solo a acabar con el rey sino a que un grupo selecto pueda tener acceso a cierto poder que los volverá superiores a todos. Cuando los cielos comienzan a marcar el cambio de las eras, la derrota parece inevitable, ¿qué hacer entonces cuando uno las tiene a todas en contra?

Personalmente, creo que el problema de este primer libro es su escasez de páginas. La historia que se nos presenta es rica en variedad de personajes, razas y acontecimientos, es de esas novelas que, una vez que el protagonista inicia su camino, no para hasta llegar al final de la misma. Constantemente se nos presentan nuevos personajes, se forjan alianzas y se descubren traiciones; el ritmo de la trama es bastante ágil, ¿a qué me refiero cuando digo que a la historia le faltan páginas? A que, debido a que pasan tantas cosas, la historia pasa a carecer de una cosa esencial: profundidad.

Montados al hombro de Eduardo, el autor nos lleva de un lugar a otro. Algunos hechos ocurren tan rápido que no se acaba de comprender el por qué de los mismos; hubo varias escenas que tuve que volver a releer solo para encontrarme con que al final no había un por qué. La construcción del mundo es interesante, pero le hacen falta normas de estructura un poco más sólidas, en algunos casos no basta con que se nos cuente que un suceso está teniendo lugar y ya, de modo que tengamos que confiar en el autor; falta ese trasfondo que sustenta los hechos y no solo los vuelve interesantes, sino que, además, le aporta hilo a la historia.

Por otra parte, gran parte de lo sucedido transcurre en un tiempo de brevedad relativa y la historia me pareció demasiado enfocada en Eduardo, de modo que, si bien alguno de sus compañeros del final me acabó por agradar, no llegué a empatizar lo suficiente con ninguno de los otros, de modo que, ya fuera que corrieran cabezas, estuviesen en peligro de muerte o se descubriera una traición, me daba igual lo que sucediera con ellos. Tampoco llegué a sentir demasiado aprecio por el protagonista.

Lo que sí debo decir es que la historia tiene unos cuantos plot-twist. Algunos de ellos, más ligados a los personajes, me parecieron un poco flojos (aunque iba muy ligado al hecho de que los personajes no me acababan de caer), pero hubo otros que sí me resultaron interesantes. Tampoco es un libro al que le falte acción, centrado en la batalla y en la conquista, las luchas están a la orden del día. Si buscan algo corto y con cierta dinámica, podrían darle una oportunidad.

 

¡Esto es todo por hoy! Creo que, por el momento, voy a estar dejando la fantasía de lado por un tiempo, últimamente ando enfocada en otro tipo de lecturas y, entre este libro, los mangas de Sakura Clear Card y Pandora Hearts, me saturé un pelín. Cuéntenme, ¿qué libros de autores independientes recomiendan? ¡Los leo!

¡Hasta la próxima!

viernes, 13 de noviembre de 2020

[Reseña] Chicas muertas - Selva Almada





Título: Chicas muertas
Saga: -
Autora: Selva Almada
Fecha de publicación: mayo del 2014
Editorial: Random House
N° de páginas: 187
ISBN: 978-987-365-02-60








Tres adolescentes de provincia asesinadas en la década de 1980, tres muertes impunes ocurridas cuando todavía, en nuestro país, desconocíamos el término “femicidio”.
Tres asesinatos entre los cientos que no alcanzan para titulares de tapa ni convocan a las cámaras de los canales de Buenos Aires. Tres casos que llegan desordenados: los anuncia la radio, los conmemora un diario de pueblo, alguien los recuerda en una conversación. Tres crímenes ocurridos en el interior del país, mientras la Argentina festejaba el regreso de la democracia. Tres muertes sin culpables.
Convertidos en una obsesión con el paso de los años, estos casos dan lugar a una investigación atípica e infructuosa. La prosa nítida de Selva Almada plasma en negro lo invisible, y las formas cotidianas de la violencia contra nenas y mujeres pasan a integrar una misma trama intensa y vívida. Con este libro, la autora abre nuevos rumbos a la no-ficción latinoamericana.



Este es uno de esos libros que te deja mucho a pensar. No solo se nos presentan tres historias reales, que sucedieron y siguen sucediendo hoy en día, sino que se nos introduce a todo un contexto. Hoy en día, los casos de femicidio no son, lamentablemente, algo poco común. Los hechos alcanzan las noticias, ganando divulgación; hay protestas; las voces continúan alzándose en un pedido de justicia y solidaridad. ¿Pero qué sucede cuando eso no alcanza? ¿Qué pasa cuando los casos no alcanzan a captar el interés de los medios sino que, por el contrario, se los considera algo “que se esperaba”? Es algo horrible de pensar. Es horrible tener consciencia de que hay mujeres que se ven acosadas sin razón alguna y que en un momento llegan a pensar “voy a morir”.

¿Cuántos casos como éstos hay, que, lejos de contar con el apoyo mediático, se sumen en el anonimato? Sin respuesta a las voces suplicantes, sin un culpable que pague por la vida que se ha cobrado. Las tres víctimas que nos presenta Selva Almada en su libro no tuvieron la culpa de lo que les sucedió.  Son voces que hoy en día ya no están y, por eso mismo, debemos seguir alzando las nuestras.

A lo largo del libro, la autora nos introduce en los casos de tres chicas que sucedieron en el Interior. No solo nos brinda un contexto de cómo son las cosas allí, introduciendo los pueblos y ciudades de donde ellas provienen, algo que está bueno para las personas que no son de la zona, ya sea porque son de otra provincia u otro país, sino que ahonda un poco en la historia de cada chica. Los testimonios que nos brinda Selva cuentan con algunas entrevistas a familiares y personas cercanas a las víctimas, que vivieron la situación de primera mano. Hay quienes luchan por hacerse escuchar, así como quienes prefieren dar un paso atrás.

En uno de los casos, llegó incluso a descubrirse que los huesos que creían de una de las chicas, no le pertenecían en realidad, como una muestra de ADN corroboró años después; ahora, en esa tumba descansa una joven sin nombre, mientras que la otra víctima sigue desaparecida.

Mi único problema con el libro fue su estructura. La forma en la que Selva va desarrollando los casos y entrelazándolos a través de su experiencia personal me resultó un tanto confusa. De a ratos tenía que volver para atrás y rehacer cada caso por separado en mi propia cabeza porque, a través de las páginas, sentía que se me mezclaban detalles de unos con otros. Por demás, me resultó informativo y me presentó casos que no conocía.

Me parece importante recordar también el hecho de que tanto el proceso de luto es algo muy personal, y en este libro, también lo parece la investigación que hace la autora al regresar sobre sus pasos para contarnos esta historia; creo que es por ello que la autora resalta tantas de sus propias experiencias. Ya, a partir de este punto de partida, depende de cada uno qué tanto desea indagar o comprometerse con el asunto; por mi parte, creo que está bueno que este tipo de libros se divulguen y lleguen a tantas manos como sea posible.


Esto es todo por hoy, readers. Si conocen más libros de este tipo, ya sean de Argentina o de otro país, les agradecería sus recomendaciones en los comentarios. Es un tema importante, del cual no tiene que dejarse de hablar.

¡Hasta la próxima!


viernes, 23 de octubre de 2020

[Reseña] Betibú - Claudia Piñeiro

 

Título: Betibú
Título original: Betibú
Saga: -
Autora: Claudia Piñeiro
Fecha de publicación: abril de 2011
Editorial: Alfaguara
N° de páginas: 348
ISBN: 978-987-041-78-80







Cuando parece que la tranquilidad ha vuelto a reinar en el country La Maravillosa, Pedro Chazarreta aparece degollado, sentado en su sillón favorito, con una botella de whisky vacía a un costado y un cuchillo ensangrentado en la mano. Todo hace suponer que se trata de un suicidio. Pero pronto aparecen las dudas. ¿Acaso algún justiciero habrá querido vengar la muerte de la mujer del empresario, asesinada tres años antes en esa misma casa? ¿Será ésta la última muerte?

El Tribuno, uno de los diarios más importantes del país, deja de lado por unos días su enfrentamiento con el gobierno para cubrir a fondo la noticia. Al escenario del crimen, envía a Nurit Iscar, una escritora retirada, y a un periodista joven e inexperto. Y aunque el antiguo jefe de la sección Policiales, Jaime Brena, ha sido desplazado por sacar los pies del plato, decide involucrarse en el caso y ayudar a su reemplazante y a Nurit, a quien admira en secreto.

Una novela atrapante, en la que la autora de Las viudas de los jueves vuelve a desplegar todo su talento narrativo para contar la investigación de un crimen y trazar un retrato del país. Lectora aguda de la realidad y de los comportamientos sociales, Piñeiro echa luz sobre las relaciones entre el periodismo y el poder y sobre los cambios que se han producido en los medios de comunicación, y nos enfrenta a un mundo de límites y controles en el que a pesar de todo siempre existe la posibilidad de tender puentes y apostar de nuevo.





Podría decirse que llegué a esta novela de pura casualidad, Claudia Piñeiro llevaba rato en mi lista de autoras pendientes por leer pero, entre una cosa y otra, nunca acabé sentándome seriamente a leerla. Intercambiando comentarios en el grupo de Slytherin, de Copa de las Casas, una de las chicas comentó que había leído Tuya, otro de los libros de la autora, y que no solo era buena sino rápida de leer. Empecé a investigar un poco más acerca de los libros que Claudia había publicado y, no sé por qué exactamente, acabé descartándome por Betibú.

Les digo, a día de hoy, a dos meses de terminar el año, que es bastante probable que acabe leyéndome el resto de sus novelas antes de que el mismo concluya; Claudia Piñeiro fue para mí un gran descubrimiento, como amante de los policiales que soy, hace tiempo que no me veía tan entretenida.

La historia nos introduce a tres personajes: Nurit Iscar, conocida por sus amigos como Betibú, Jaime Brena, un periodista chapado a la antigua, de calle y con mucho conocimiento por transmitir, y “el pibe de Policiales”, un chico joven que, si bien es el nuevo encargado de la sección de Policiales del diario, ni siquiera acaba de entender por qué decidió quedarse en esa sección. Si bien Jaime y Nurit llevan tiempo de conocerse, cada uno vive una vida solitaria, apartado de los demás. Nurit, en su tiempo, fue una escritora bestseller, pero tras una crítica que la destruyó publicada por el diario el Tribuno, su carrera se desvirtuó hasta acabó convirtiéndose en una escritora fantasma.

Algo que cabe destacar desde un inicio es el choque generacional, que se ve reflejado ante todo en Jaime Brena y el pibe de Policiales; el primero lleva más de diez años trabajando allí y, a pesar de ser el mejor escritor de Policial que tiene el periódico, se vio relegado a la sección de Cultura, donde pasa sus días escribiendo notas que no solo le resultan tontas sino que amargan cada uno de sus días; el segundo, apenas está entrando en carrera, si bien trabajó en otro periódico antes, apenas sabe lo que quiere, no tiene una buena base, no lee demasiado y vive colgado de internet.

Lo que me gustó tanto de este equipo fue la amplitud de posibilidades que la escritora nos trajo con esto, resaltando la importancia de ambas partes en el asunto. Continuamente nos encontramos con pares dicotómicos, que, a la larga, su existencia logra mantener la balanza en equilibrio. Tinta o red, hombre o mujer, experiencia o inexperiencia, vejez o juventud. El trabajo en equipo se hace clave cuando Nurit se ve en situación de trabajar en conjunto con el encargado de la sección de Policiales, trabajo que no hubiese sido ni la mitad de bueno de no haber sido por la intervención de Brena que, si bien comienza como mediador, no tarda en verse volcado de lleno en el caso, pudiendo paladear una vez más la adrenalina que tanto echaba de menos.

A través de estos personajes bien construidos, Claudia nos lleva a una aventura que, a pesar de su carácter ficcional, tiene mucho de realidad. Llevándonos de paseo por Buenos Aires, le pegamos una revisada a cómo el periodismo fue cambiando con el transcurso del tiempo, volviéndose más accesible pero también más plano; Nurit es una mujer que desconfía, que no se conforma con la primera hebra de información y que escarba hasta dar con las raíces de la misma, tomando distintas fuentes para así formar una agenda personal y logrando forjar así su juicio propio. Son hábitos que invitan a ser practicados. Los consejos de los personajes son constantes, resaltando a cada momento la importancia de leer y de mantenerse informados, consejos que, como lector, uno bien puede tomar.

Es así que, en su novela, Claudia nos presenta a mucho más que un policial, nos brinda también una guía; toma conceptos de la antigüedad clásica y los trae hasta el día de hoy y, a través de los mismos, nos enseña una lección que, una vez más, invita a mantener los ojos abiertos. Es una lectura ágil, atrapante, que transmite mucho a través de diálogo y accionar. Toca temas sensibles: violaciones, aborto. Y nos hace una pregunta, ¿quién es en realidad quien define lo que es o no justicia? ¿Hasta dónde llega la culpa de uno? ¿Está la inacción justificada? Hay tantos hilos interesantes entramados gracias a la gama de personajes que entran en escena que acaba siendo una novela muy rica, que invita al debate.


Si este es el primer acercamiento que tienen a Claudia Piñeiro, espero que le den una oportunidad. Si les gustan los policiales, de seguro van a encontrar en esta novela un buen acercamiento. Es entretenida pero, a su vez, deja mucho qué pensar.

¡Hasta la próxima!


martes, 20 de octubre de 2020

[Reseña] Muerte de tinta - Cornelia Funke

 

Título: Muerte de Tinta
Título original: Tintentod
Saga: Mundo de Tinta (#1 - #2 - #3)
Autora: Cornelia Funke
Fecha de publicación: julio de 2010
Editorial: Fondo de Cultura
N° de páginas: 702
ISBN: 978-607-160-09-67







La trilogía del Mundo de Tinta se acerca a su final. La muerte de Dedo Polvoriento ha dado a la historia un giro inesperado. El destino de Mo en el Mundo de Tinta comienza a tomar su propio camino: él se ha transformado en Arrendajo y será la clave para terminar con el reinado de Cabeza de Víbora. Orfeo, sin embargo, tiene planes para hacerse con el poder modificando la historia Fenoglio mientras el viejo autor lucha contra la culpa y la impotencia. Meggie irá tras su padre mientras Resa se une a los titiriteros para salvar a los niños de Umbra de las minas de plata de la Víbora. Al final, las Mujeres Blancas seguirán reclamando la vida de Lengua de Brujo y de Dedo Polvoriento, que han hecho con ellas un trato que tal vez no puedan cumplir...

No puedo creer que terminé esta trilogía y, con ella, una de mis metas literarias de este año. Me gustó cómo se fueron llevando las cosas, al ser un libro tan largo, cada acontecimiento tiene su propio lugar y, si bien las distintas situaciones se van dando por separado, no tardan en empezar a entremezclarse, por lo que una imagen final va cobrando forma.

Fue en este último libro que me di cuenta que me había encariñado con los personajes más de lo que había notado, sobre todo con Dedo Polvoriento, a quien por alguna extraña razón (quizás por la forma en la que se suele mover) no puedo dejar de imaginármelo como Aizawa de Boku no Hero (?) Tan solo hubo un personaje cuyo final no me terminó de cerrar y fue Farid. De a ratos, su desarrollo se sintió un pelín forzado, aunque puede que esté siendo un poco quisquillosa porque es de mis personajes favoritos. Todo lo que fue ese triángulo amoroso se me hizo medio random porque no puedo dejar de ver a Meggie como a una niña.

Me gustó el final, tuvo la tensión necesaria y sus vueltas inesperadas. Sin embargo, debo admitir que, después de dicho final, el capítulo que funciona a modo de epílogo se me hizo un poco pobre; no es que esté mal, pero sentí que contrastaba demasiado con todo el resto del libro.

En fin, me pone un pelín triste despedirme de estos personajes. El trato que le da esta saga tanto a la lectura como a la escritura tiene un toque mágico que se disfruta mucho que le da muchos puntos a favor. Creo que un amante de las mismas sin dudas va a disfrutar sumergirse en estas páginas.

Como extra, siendo esta mi lectura para el desafío entre casas que nos puso Gryffindor, nos piden que hablemos del valor que más admiramos de Gryffindor y lo expliquemos con un personaje de dicha casa. Me parece también una buena oportunidad de profundizar un poco más en el asunto ya que siento que muchos personajes de esta saga serían parte de esta casa. Hay dos cosas que me gustaría resaltar de los leones: para empezar, el temple. Por lo general, el valor que más tiende a resaltar en Gryffindor es la osadía, y sí, si bien es algo importante, creo que no se suele valorar la capacidad de permanecer tranquilos ante situaciones adversas.

Obviamente, esto es algo que resalta mucho en Harry, desde situaciones tan simples como no entrar en pánico durante su primera vez volando en escoba hasta su capacidad de mantenerse en control a la hora de enfrentar un trol de la montaña por salvar a otra persona. También es una cualidad que se ve puesta a prueba de mil y un formas a lo largo de esta saga, especialmente a través de todas las dificultades que Arrendajo debe superar en este cierre de trilogía. Otro personaje que va muy ligado a ello es Resa, en este último libro le pasaron la mil y unas pobre, pero aún así, continuó luchando por su familia hasta las últimas consecuencias. Es un personaje que tiene mucho que admirar.

Pero una segunda cosa que me gusta mucho de Gryffindor y que, en lo referente a la saga, es la casa en donde más se nota, es en la diversidad y versatilidad que hay de estudiantes. Por lo general, a Hufflepuff, Ravenclaw y Slytherin se los suele ver en grupos y, si no van en grupos, siguen ciertas alineaciones (algo que incluso se ve remarcado cuando, en el Torneo de los Tres Magos, Beuxbatons se une a Ravenclaw en la mesa y Durmstrang se une a Slytherin). Esto probablemente se deba a que, al ser Gryffindor la casa más trabajada a lo largo de la saga, tenemos una visión más amplia de la misma que de las demás, pero es de resaltar que a Luna, por ser diferente, sus compañeros de casa le esconden las cosas y la tachan de rara, mientras que a Fred y George los leones siempre los reciben con los brazos abiertos, así como a Neville, quien en sus primeros momentos parece contradecir al “estereotipo Gryffindor”.


Ahora sí, eso es todo por hoy. ¿Cuáles son sus sagas favoritas? ¿Se aventuraron alguna vez en alguna que tuviese libros tan extensos que resultasen intimidantes? Los leo en los comentarios.

¡Hasta la próxima!


jueves, 15 de octubre de 2020

[Reseña] La maldición de Hill House - Shirley Jackson




Título: La maldición de Hill House
Título original: The Haunting of Hill House
Saga: -
Autora: Shirley Jackson
Fecha de publicación: febrero de 2018
Editorial: Penguin Random House
N° de páginas: 232
ISBN: 978-607-316-18-55






Hill House una mansión solitaria y de siniestra reputación. Montague decide alquilarla y busca ayudantes dispuestos a pasar una temporada en ella. El objetivo tomar notas de cualquier fenómeno paranormal que se presente para documentar el libro sobre casas encantadas que prepara el doctor. Las alucinantes experiencias que vivirán en la casa será mejor que el lector las descubra por sí mismo.


¿Cómo empezar siquiera a escribir una reseña que le haga justicia a este libro? Creo que el que me esté planteando esa pregunta ya habla de lo mucho que me gustó la novela. Llegué a ella, al igual que muchos, a través de la serie de Netflix. Ahora que los creadores de la misma lanzaron Bly, el hype volvió con fuerza y, ya que en su momento no me había detenido a leer la novela dije “why not?”. I mean, octubre, mes del terror; mi otra lectura actual es Todos los cuentos de los hermanos Grimm, que al ser cortos son más sencillos de compaginar… Además, siempre había querido hacer eso de ponerme a leer novelas de terror en esta época pero siempre, entre una cosa y otra (generalmente por la cursada), se me complica. ¡No hay momento como el presente!

De modo que me sumergí en las páginas de
La maldición de Hill House. Si bien la serie me había gustado muchísimo, sabía de antemano que la historia presentada en la novela distaba de ser la que vi en aquel entonces, de modo que las diferencias entre una y otra no me tomaron por sorpresa. ¿Primera recomendación? No encaren este libro buscando la misma trama, si bien tiene ciertas similitudes, es otra historia; para empezar, Nell, Theo y Luke son completos desconocidos cuando pisan por primera vez Hill House.

Pasando a la trama, la historia comienza cuando, tras una convocatoria, el doctor Montague, un investigador de lo oculto desde una perspectiva un poco más ligada a la ciencia, junto a sus tres ayudantes: los anteriormente mencionados Eleanora, Theodora y Luke, quien se une a la aventura en calidad de futuro heredero de Hill House. Si buscan un terror inmediato, de ese en el que ya desde el primer momento nos encontramos con sucesos paranormales o pequeños sustos, este libro no es para ustedes.

Shirley Jackson hace un maravilloso trabajo a la hora de construir el clima en el que tienen lugar los hechos. Poco a poco, convirtiéndose en el acompañante de Nell, vamos adentrándonos en la historia, descubriendo que, al parecer, la casa no es la única que tiene secretos por descubrir. Pero a pesar de que las primeras páginas de la novela se centran más en la introducción de los personajes y el contexto que los rodea, la tensión que acompaña la historia está presente desde el momento cero, algo que se puede sentir no solo a través de los actuales huéspedes del lugar, sino más bien como un todo. Cada pequeño detalle va construyendo la tela, a veces sin que uno se percate el todo.

No es de extrañar que esta novela se haya vuelto un ícono del terror, el cual diversos autores toman como base de inspiración. Si son amantes del género, es una novela que no deben pasar por alto. Si bien se podría clasificar el libro como terror paranormal, al fin y al cabo todo apunta a que Hill House es una casa embrujada en todas las de la ley, sin duda el principal protagonista es el terror psicológico. Uno de los detalles que más me gustó de la obra es que, si bien Hill House afecta a todos (al punto de que las personas en los pueblos cercanos fingen que no existe o no hablan de ella), la maldad que yace en la casa afecta a cada uno de una forma diferente. Es por eso que resulta tan interesante ver la evolución que va sufriendo Eleanor, nuestra protagonista, a lo largo de la historia.

Contarles más sería ya entrar en terreno de spoilers y no es algo que quiera así que voy a dejar la reseña hasta acá. Insisto en que, si son amantes del terror, le den una oportunidad y no se dejen llevar por el hecho de que las primeras páginas pueden resultar un tanto pesadas. Hay que tener en cuenta que la obra original se publicó en 1959 así que la pluma de Shirley tiene esas pinceladas de clásico. Por mi parte, tanto la estructura de la novela como la narrativa de la autora me dejaron con ganas de descubrir más de ella.

Les dejo a continuación el trailer de la serie:



 

¡Eso es todo por hoy! ¿Han leído la novela o leído la serie? Si hicieron ambas, ¿qué les pareció? Si no hicieron ninguna, ¿cuál es su libro de terror favorito? Voy a estar esperando sus recomendaciones. Los leo en los comentarios.

¡Hasta la próxima!